lunes, 21 de septiembre de 2015

GRAN REENCUENTRO EN EL PRAT

El sábado 19 de septiembre de 2015, a las 21:00h, tuvimos la oportunidad de reencontrarnos en una cena muy especial. El evento tuvo lugar en el Restaurant LOS NARANJOS. En la calle por la que caminábamos hasta el colegio.


El día antes acudimos al programa de radio PLANETA PRAT, para una entrevista con motivo del reencuentro, 37 años después, y para recordar algunos episodios y anécdotas de la infancia.


La noche caía sobre la pista de baloncesto. El colegio dormía mientras despertaban todos nuestros recuerdos y poco a poco se aproximaban al restaurant los alumnos que dejamos la E.G.B en el año 1978. Sin duda la velada prometía ser inolvidable.


Antes de comenzar la cena decidimos realizar una foto de grupo, para lo cual contamos con la valiosa ayuda del fotógrafo Xavier Hueto y su sofisticado equipo.



Después de un copioso y abundante aperitivo, nos lanzamos a las carnes y pescados. Yo escogí una de las especialidades de la casa Entrecot a la Pimienta. Estaba realmente exquisito, y todo ello rehogado con rioja de la casa.


Al concluir la cena y después de haber disfrutado de la compañía de algunos compañeros que no veíamos desde hacía mucho tiempo, realizamos la imagen de recuerdo con todos los asistentes. Estuvimos varias horas riendo con toda clase de comentarios de la época, las canciones de Gimeno y un sin fin de anécdotas.


Éramos unos 42 alumnos y ya hemos contactado con 27 de ellos. Confiamos que poco a poco puedan unirse a este grupo de nostálgicos, todos los que faltan.
Mientras tanto un flash con imágenes de algunos de ellos. Algo parecido a la foto del LIBRO DE ESCOLARIDAD, pero casi 38 años después.








sábado, 20 de junio de 2015

1978-2015 REENCUENTRO 37 AÑOS DESPUÉS

El tiempo transcurre deprisa.

Hoy ha sido un día especial, algunos de nosotros no nos veíamos desde hacía, nada menos que, 37 años. En todo este tiempo han pasado muchas cosas, algunas buenas y otras no tanto. A pesar del desgaste natural de los días, hemos sido capaces de reconocernos, y esto ha sido emocionante.





domingo, 26 de enero de 2014

Ya somos NUEVE

Salimos del colegio en el año 1978. En nuestras carteras, todavía rodaban las canicas, libretas y restos de regaliz. 36 años después el tiempo vuelve a reunirnos en una imagen que podría representar un inicio. Un puñado de ex-alumnos en el que la erosión de los días no ha desdibujado la nostalgia y el recuerdo del ayer.

Este año 2014 podría ser el año en que nos reuniéramos para compartir, después de tanto tiempo, el abrazo y el gesto de la añorada infancia que nos mantuvo vinculados a las tardes de recreo, los pupitres de madera y el serrín en los días de lluvia. El silbato para formar fila, la ilusión de no saber lo que nos depararía el futuro.

Y ahora que hemos llegado hasta aquí, ¿Por qué no deberíamos compartirlo?
Si tenemos contactos, agendas o teléfonos de el resto de la clase, hagamos un intentos para vernos y hacernos la foto de grupo que nunca nos hicimos. Los días caminan deprisa y las oportunidades huyen como si las persiguieran.


martes, 13 de agosto de 2013

El Final del Verano




Queda apenas un mes para la gran reentré del colegio. El Gran Regreso.
Atrás quedaron los chapoteos en la orilla, los helados y el cine al aire libre con las pipas, claro. Hay que comprar los nuevos libros, el material escolar y el nuevo “uniforme”.
¿Qué sería del año si nos faltara el verano? Esa pequeña pausa en nuestras rutinas para las canciones, el amor y el atardecer en la playa.
El duro regreso a la realidad desdibuja un sonrisa en el horizonte de los recuerdos, donde reman los primeros poemas y tiemblan los primeros besos.  


El final del verano, por El Duo Dinámico

https://youtu.be/zPZer0BVOyM

sábado, 18 de mayo de 2013

Poblado indio COMANSI




De niño siempre estaba en el suelo, recuerdo bien mi pequeño ejército de indios americanos escabulléndose del 7º de caballería entre la cesta de la compra y el tambor de detergente que usaba mi madre para la  lavadora.

El contacto con el suelo era refrescantemente creativo y auténtico. Desde esa perspectiva me sentía como un superviviente al humo de un incendio. A esa altura, todo lo que ocurría a mi alrededor, ni siquiera me rozaba.

Un día miré hacia arriba y me convertí en adulto, o al menos eso era lo que yo creía, porque no pude evitar emocionarme al ver de nuevo los juguetes COMANSI y su poblado indio. No he podido evitar cerrar los ojos y acercarme uno de esos muñecos a la nariz para respirar de nuevo toda la emocionante aventura y el evocador recuerdo de mi infancia.

lunes, 17 de diciembre de 2012

Queridos personajes de mi infancia



El Teniente Ripley, RinTi y el pequeño Rusty

                                                               
                                                                 En casa teníamos una televisión INTER con dos canales. La uno y la UHF. Para cambiar el canal había que levantarse, es decir mi padre decía: “pon la segunda” y yo obedecía al punto y sin rechistar, en cierto modo era como un mando a distancia con patas, subía el volumen y cambiaba los canales. Por aquel entonces aún no existía el zapping, pero sí que se emitían series tan entrañables como Rin Tin Tin.
Salvando el tiempo y las distancias aquella serie sobre el niño superviviente de una incursión de indios americanos, nos hacía sentir como flotando en el inmenso espacio tiempo. Los soldados de caballería lo acogieron como un grumete desvalido y le dieron un hogar, pero lo más sorprendente estaba aún por llegar: RinTi, un perro pastor alemán que congeniaba con el niño como si fuera su pequeño cachorro y que le obedecería en todo.
He visto tiempo después muchas series de acción y aventuras con perros, pero ninguna tiene para mí el mismo dulce sabor de la nostalgia infantil como Rin Tin Tin.
Era fascinante observar cómo se relacionaba y comprendía a sus dueños y cuantas veces su intervención fue decisiva para la supervivencia del niño Rusty y de todo el regimiento.
La música, el glamour del blanco y negro y la inocencia perdida de una época tan remota como mis sueños, me ha devuelto algo del niño que olvidé haber sido.


jueves, 28 de junio de 2012

Pippi Langstrump


Astrid Lindgren sitio oficial

Era una mujer normal, esposa y madre con infinidad de tareas cotidianas en el hogar, pero era también otra cosa "la evocación de nuestros sueños". Fantasías sobre piratas, monos con nombres distinguidos y aventuras. Emociones aseguradas. Muchas de aquellas travesuras nos sumergieron en un fantástico mundo imaginado en el que una niña no era una simple niña ni una ama de casa no era símplemente una mujer de su hogar.

Los de mi generación debemos agradecerle incontables sesiones de televisión los sábados por la tarde, antes de ir al parque a corretear sobre un mundo paralelo al de Pippi llamado infancia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...